Afloran deficiencias en el arco de entrada a Valles, que construyó de manera arbitraria Ricardo Gallardo

Juan Pablo Moreno

En diversos portales denuncian que el reciente arco construido por el gobernador Ricardo Gallardo, a la entrada de Valles, que tasaron de 15 a 25 millones de pesos, sin licitar, mostró su ineficacia con las primeras lloviznas. Debido a un deficiente compactado, uno de los carriles se encharca, lo que complica el tránsito vehicular. Los contratistas privilegiados del mandatario, no dejaron un nivel adecuado y no le pusieron un dren pluvial. Las fallas originan que los conductores invadan el andén contrario o hagan virajes bruscos, ya que el agua alcanza los 20 centímetros de altura. Los usuarios desdeñan el armatoste, un prosaico empalme de vigas, que en nada se parece a su histórico arco de las tres culturas, que el mandatario derribó sin consultar a la ciudadanía. Menos a su testaferro, el entreguista edil de Valles, David Medina.