Servicios secretos ucranianos están detrás del asesinato de la hija del filósofo ruso Alexánder Duguin

El asesinato de la periodista Daria Dúguina, hija del influyente filósofo ruso Alexánder Duguin, fue orquestado por los servicios secretos ucranianos y ejecutado por una ciudadana de Ucrania identificada como Natalia Vovk, que tras cometer el crimen huyó a Estonia, informó este lunes el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB), dando el caso por resuelto.

Vovk llegó al territorio ruso junto con su hija de 12 años el pasado 23 de julio con el fin de organizar el asesinato de Dúguina y “obtener información sobre su estilo de vida”. La mujer alquiló un apartamento en Moscú en el mismo edificio donde vivía la víctima.

Para entrar a Rusia utilizó un automóvil con matrícula de la República Popular de Donetsk, que cambió por una matrícula de Kazajistán para desplazarse por Moscú. Vovk abandonó Rusia con ese mismo vehículo pero con una matrícula ucraniana.

El día del asesinato, Vovk y su hija visitaron el festival ‘Tradición’ de música y literatura, al que Dúguina asistió como invitada de honor. Después de hacer explotar el Toyota Land Cruiser Prado que conducía Dúguina, aunque pertenecía a su padre, Vovk y su hija huyeron hacia Estonia a través de la región rusa de Pskov, comunicó el FSB.

Contra la autora del crimen se emitirá una orden de búsqueda para su extradición a Rusia. 

Asimismo, el portal Baza difundió una foto del documento de identidad de Vovk, también conocida bajo el apellido de Shaban. Según datos preliminares, la mujer había sido integrante del regimiento Azov.

Dúguina falleció  este sábado en la región de Moscú. Los testigos de la explosión, que ocurrió a las 21:45 de la hora local, señalan que una fuerte deflagración sacudió el vehículo en medio de la carretera, diseminando escombros por toda la zona. A continuación, el coche chocó contra una valla antes de quedar completamente engullido por las llamas, según se desprende de los videos y fotos del lugar de los hechos.

Posteriormente, el Comité de Investigación de Rusia informó que un artefacto explosivo con 400 gramos de TNT fue colocado en la parte inferior del coche, en el lado del conductor, y que Dúguina, que estaba al volante, falleció en el acto.

Se determinó que el explosivo fue detonado a distancia. Según precisó este lunes una fuente de las fuerzas del orden, es posible que los perpetradores hubieran estado siguiendo el automóvil y controlando sus desplazamientos.

Las versiones preliminares apuntaban a que los autores del atentado habrían querido acabar con la vida de Duguin, quien prácticamente presenció la explosión, a la vez que el jefe de la República Popular de Donetsk, Denís Pushilin, afirmó que detrás del ataque están “terroristas del régimen ucraniano” que intentaban matar al filósofo ruso.

A su vez, la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, expresó este domingo que “si se confirma el rastro ucraniano, […] habrá que hablar de la política de terrorismo de Estado llevada a cabo por el régimen de Kiev”. “Se han acumulado hechos suficientes a lo largo de los años, desde los llamamientos políticos a la violencia hasta el liderazgo y la implicación de las estructuras estatales ucranianas en crímenes”, escribió en su cuenta de Telegram.

Por su parte, el asesor presidencial ucraniano Mijaíl Podoliak aseguró que Ucrania no está implicada en el asesinato.