Pedirá que Rosario Piedra comparezca por defender a deudores alimentarios

La presidenta del Senado de la República, se dijo “molesta sorprendida e indignada” por la conducta de la titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos -CNDH-, Rosario Piedra Ibarra, por promover una acción de inconstitucionalidad que, de proceder ante la Suprema Corte, permitiría a los hombres que no pagan alimentos a ocupar cargos de elección popular o en el servicio público.

Agregó que la Ombudsperson hizo una petición que “sin duda” es una acción que avala la violencia ejercida por los hombres que no pagan alimentos, hecho que es una clara agresión a niños y niñas. “No sé quién se lo aconsejó”, dijo. Y anunció que llamarán a Rosario Piedra para que explique lo que la motivó a esto, y que ya lo discutió con el presidente de la Suprema Corte de Justicia.

La legisladora habló con las feministas que se presentaron en el Senado para denunciar la acción de inconstitucional que pretende transitar la presidenta de la CNDH en la Corte. Y frente al presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, quien avaló el lineamiento promovido por feministas, dijo, mirándolo a la cara, “te acuerdas cuánto trabajo nos costó” lograr una lista de deudores alimentarios que hoy no pueden ser ni candidatos ni servidores públicos.

Esta mañana en el Senado, en tres momentos distintos la ministra en retiro expresó a un auditorio, a las feministas y a la prensa, que no admite que se pueda defender a los deudores de alimentos, que no entiende cómo sucedió y qué pasa.

De ese modo, avaló la postura de 350 colectivos feministas que piden la renuncia de Piedra Ibarra; la manifestada por las presidentas de las comisiones de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes y de los Derechos Humanos, Josefina Vázquez Mota y Kenia López Rabadán; de decenas de militantes de otros partidos políticos, como el de la Revolución Democrática, Acción Nacional y Revolucionario Institucional, y de las exdiputadas que se llaman Rebeldes con Causa.

A lado de su oficina recibió la demanda de decenas de colectivas feministas para que el Senado inicie un proceso de destitución de Rosario Piedra por haber iniciado en la Suprema Corte una acción de inconstitucionalidad a la prohibición de que esos hombres deudores de alimentos puedan ser candidatos a un puesto de elección popular o integrantes de la administración pública, en un país donde 50 por ciento de la infancia no recibe ese pago de alimentos como lo mandata, exige y debiera estar garantizado por la ley.

Sánchez Cordero, prudente, no obstante, dos veces pronunció la palabra “estoy indignada” y sin hacer compromiso explícito, se comprometió a hacer todo lo posible para que Ibarra Piedra se presente en el Senado.

Al presidir la reunión en la que se presentaron los resultados de la Consulta Infantil y Juvenil 2021, la ministra en retiro externó que el asunto, que lesiona también a las mujeres y al orden constitucional como se lo dijeron las feministas, ya fue tratado en un desayuno ayer con el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar.

Las feministas que hicieron ruido toda la mañana en el Senado –entre ellas Martha Dalia Gastélum, Lorena Villavicencio, Patricia Olamendi Torres, Yndira Sandoval, Kenia López, y otras muchas–, entregaron su petición también al jefe de la Coordinación Política, senador morenista Ricardo Monreal Ávila, solicitándole una cita. Hoy no las recibió.

Las quejosas, una nube de feministas, exlegisladoras, militantes, periodistas y académicas, en conferencia de prensa, en las instalaciones del Senado, leyeron un pronunciamiento y se manifestaron con claridad. Durante su explicación a los medios de comunicación estallaron, una y otra vez: “Ni un deudor alimentario en el poder”, que ya es ley en al menos siete entidades del país, sobre lo que se opone la presidenta de la CNDH y que ha desatado esta movilización nacional.

La senadora Josefina Vázquez Mota dijo que Piedra Ibarra está del lado de los deudores alimentarios, de los victimarios y en contra de los derechos de niñas, niños y adolescentes y de su interés superior, al presentar una acción de inconstitucionalidad contra la 3 de 3 sobre la violencia de género.

“Hoy tenemos una Comisión Nacional de Derechos Humanos que en los hechos podemos concluir que ha elegido como sus grandes adversarios a las niñas, niños y adolescentes. Ni un deudor alimentario en el poder, ni un solo deudor alimentario en el poder”, afirmó la presidenta de la Comisión de los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia.

Explicó que el pago de la no pensión afecta a cerca de 45 millones de niñas, niños y adolescentes en nuestro país, quienes no tienen garantizado lo más básico, que es su alimentación. Añadió que la pensión alimenticia no es una concesión, es un derecho que busca garantizar la integridad de la niñez y la adolescencia. Pidió que la Suprema Corte no escuche la petición de acción de inconstitucionalidad por ser totalmente contraria los derechos humanos.

Ahí en el patio, donde las promoventes de la destitución de Rosario Piedra Ibarra hablaron, la senadora Kenia López Rabadán, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado impugnó a la presidenta de la CNDH, mujer que ha dicho que la iniciativa 3 de 3 contra la violencia es resultado de un “feminismo extremo” y de “voces conservadoras”, repitiendo las palabras de su jefe, el Presidente de la República.

En la plancha de prensa del Senado estaban decenas de feministas, faltaron el partido Movimiento Ciudadano y otras representantes en el Congreso. Fue notoria la ausencia de la Comisión de Igualdad, que preside la morenista Malú Mícher. La abogada Patricia Olamendi Torres y la activista Yndira Sandoval fueron las encargadas de entregar el documento.

Anunciaron que litigarán en la Suprema Corte y reiteraron que el Senado, donde se nombró a Piedra Ibarra, debe pronunciarse y actuar de inmediato.