Alertan por lluvias y crecida de ríos

Algunos estados de la República se vieron afectados por las fuertes lluvias que ocasionó la tormenta tropical Celia  en interacción con la onda tropical 6 y un canal de baja presión, lo que obligó a las autoridades locales de Protección Civil a emitir alertas por desbordamientos de ríos, desgajamientos de cerros y afectaciones a la red carretera.

Ante las lluvias que se presentaron en la Ciudad de México, el Estado de México e Hidalgo, la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) realizó un desfogue por los emisores Oriente y Central hacia los ríos Tula y Salado, lo que activó una alerta en los municipios de Tepeji y Tula, mismos que instalaron sus comités de Protección Civil ya que los niveles de esos afluentes subieron de manera riesgosa.

Lidizeth Martínez, directora de Protección Civil de Tula, explicó que tras la inundación del 7 de septiembre de 2021 se establecieron nuevos protocolos.

“La CONAGUA hizo el compromiso de realizar alertas tempranas y determinó que el Distrito de Riego 03 y el Instituto Mexicano de la Tecnología del Agua nos informaría horas antes de los volúmenes de agua que enviará al río Tula para evaluar el riesgo y establecer medidas para proteger a la población”, explicó.

El aumento en el nivel del agua generó nerviosismo entre la población, aunque los gobiernos hicieron llamados a guardar la calma y señalaron que realizaban constante monitoreo y, de existir riesgo de inundación, lo informarían.

“Preferimos sacar nuestras cosas de una vez. Dicen que hay que estar alertas, pero si viene una crecida el agua se saldrá por las coladeras como siempre y no nos daría tiempo de sacarlas. Apenas nos vamos recuperando porque perdimos todo en septiembre. No voy a esperar”, comentó Sandra Enríquez, quien tiene una tienda de regalos en el centro de Tula.

El pasado 7 de septiembre se desbordó el río Tula, ocasionando la muerte de 14 personas. También dejó dos mil viviendas afectadas en 10 colonias donde viven más de 31 mil personas.

En Guerrero, las lluvias por la tormenta tropical Celia dejaron afectaciones en seis municipios, donde hubo caída de árboles, desgajamiento de cerros e inundaciones.

La Secretaría de Protección Civil de Guerrero advirtió que, a pesar de que Celia se aleja de las costas. generará lluvias torrenciales que podrían generar el incremento en los niveles de río, arroyos y ocasionar inundaciones y deslaves.

Las fuertes lluvias que han caído en Chiapas provocaron el colapso del puente Doña María, ubicado en el tramo carretero Acacoyagua-Mapastepec, en el municipio de Acacoyagua, lo que obligó a que la circulación vehicular sea desviada sobre un puente alterno.

En Veracruz, una roca de más de una tonelada cayó sobre una vivienda ubicada en las faldas del Cerro del Borrego, en el municipio de Orizaba, casa que afortunadamente estaba desocupada.

Mientras que en Puebla, las lluvias causaron afectaciones en la carretera estatal que une a los municipios de la Sierra Negra y dejaron incomunicada a la población de Tlacotepec de Porfirio Diaz, ya que no hay acceso a ese municipio.

En el norte del país hubo afectaciones. La Coordinación Estatal de Protección Civil del estado de Chihuahua informó que las lluvias provocaron el desbordamiento de un arroyo cuyo caudal arrastró tres vehículos e inundó 10 viviendas y siete locales comerciales del municipio de Guadalupe y Calvo.

En Nuevo León también hubo precipitaciones pluviales, pero las lluvias que cayeron, que causaron alegría entre la población, no fueron suficientes ni reflejaron mejoría en los niveles de las presas