Presión inflacionaria sobre harineros

Los distribuidores de harina tratan de hacer un esfuerzo para no elevar el precio de sus productos, porque la escasez de granos empieza a ejercer presión inflacionaria sobre esa materia prima.

Aun así, hacen lo posible por mantener los precios de mayoreo a la industria panificadora, aseguró Gerardo Pérez Covarrubias, “El Panadero Chopper”.

Explica que en el último medio año, las harinas han experimentado un incremento mayor a 30 por ciento de su valor, para venta de los mayoristas, quienes han tratado de dividir el riesgo de bajar su mercado y sostienen los precios en la medida de lo posible.

Agregó que hay un problema con los insumos de panificación, pero la presión inflacionaria ahora se da sobre las harinas, que representan el principal insumo para la elaboración del pan.

Dijo que incluso los panaderos están soportando no incrementar al mismo nivel de la inflación, para mantener la economía de los compradores de pan.

Aseguró que las grasas también se mantienen a un aprecio nivelado.

Recordar que la harina es la preocupación principal, porque al pan, no se le puede añadir más de manteca y no se le puede añadir más azúcar porque entonces sería una palanqueta, ni tampoco más ajonjolí negro ni más productos para la cobertura como en el caso de las conchas.

“Eso nos sucede aunado a la competencia desleal de las panaderías clandestinas que no pagan impuestos, ni aseguran a sus empleados, no operan en un local establecido y ni siquiera tributan con la Secretaría de Hacienda”.

Dijo que algunos proveedores de harina tratan de contener los precios lo más que se puede, pero también a ellos les afecta la presión de la materia prima.