Corrupción de Francisca Reséndiz Lara

Exagremiada que formaba parte del Sindicato Independiente de Trabajadores y Trabajadoras de Gobierno del Estado (SITTGE) denunció presuntos actos de corrupción de la tesorera del sindicato que responde al nombre de Francisca Reséndiz Lara y afirma que es en perjuicio de los agremiados y del Gobierno del Estado sin que ninguna instancia oficial le audite el manejo de los recursos de origen público.

En la denuncia pide al nuevo gobierno aplicar las reformas a la Ley Federal del Trabajo y suspender cualquier entrega de recurso público para evitar que se robe el dinero de los trabajadores y se pone el ejemplo de los bonos del Día de la Madre y del Día del Padre, y se solicita que se haga una auditoría.

Los hechos que expone la exagremiada quien solicita anonimato por temor a represalias, en su escrito de tres cuartillas dirigido al Gobierno Estatal relata que en la administración pasada de Juan Manuel Carreras ocurrieron las irregularidades. De manera verbal, Reséndiz Lara logró que el gobernador Carreras, con dinero del erario, les pagara el sueldo a 30 afiliados al sindicato que trabajan para ella bajo el esquema de “outsourcing” 5 mil pesos al mes y para que esto fuera posible se les hizo pasar como educadoras y educadores de la Guardería CADI que tiene el sindicato en la capital, cuando carecen de los estudios y el título para ostentarse como educadores.

Con esta movida, Reséndiz Lara se habría ahorrado por lo menos 150 mil pesos al mes y no le importó mermar los recursos públicos; y de manera reciente engañó a la Oficialía Mayor que realizó una inspección en la Guardería CADI de Ciudad Valles, a donde ella mandó a tres mujeres para que se hicieran pasar como educadoras en activo mientras los funcionarios de esa dependencia verificaban al personal, horario laboral y sus funciones.

Esos 30 trabajadores y trabajadoras al servicio de Reséndiz Lara y que el gobierno carrerista les pagaba su sueldo habrían sido obligados a participar en su precampaña cuando pretendió ser la abanderada de Morena a la gubernatura, se les sometió a jornadas de trabajo extenuantes, a trasladarse a varios municipios.

Se refieren viajes al extranjero de Reséndiz Lara a Europa y Latinoamérica, viajes de placer en su mayoría y algunos a congresos sindicales, donde se asume como una mujer de izquierda que ha sufrido los embates de gobiernos estatales neoliberales que no respetan los derechos de los burócratas.

En la denuncia se detalla otra irregularidad que cada año multiplicaba sus ingresos cuando solicitaba a los gobiernos anteriores que le entregaran a ella los bonos del Día de la Madre y del Día del Padre, los cuales no los recibían sus representados, solo unos cuantos, los consentidos, a la mayoría les decía que no le dieron los bonos por la falta de un documento, daba muchos pretextos.

La denunciante también revela que Reséndiz Lara tuvo el descaro de acudir a una audiencia con el actual gobernador Ricardo Gallardo Cardona acompañada de uno de sus asesores de nombre Óscar Alejandro Martínez, quien presuntamente cobraba 70 mil pesos mensuales como director de monitoreo en el gobierno de Carreras.

Además de que Reséndiz Lara para guardar las apariencias pra evitar ser señalada como cacique sindical, dejó el cargo de secretaria general del sindicato y se designó tesorera para seguir teniendo el control absoluto de los recursos.