EE.UU. y Europa registran casos de la viruela del mono

El 7 de mayo en Europa se ha detectado la presencia de la viruela del mono. Ese día el Reino Unido dio la voz de alarma y avisó del primer caso  en suelo europeo. Con los días los casos registrados han ascendido a nueve . Después llegó el turno de Portugal, que confirmó cinco casos y mantiene en estudio una veintena. Mientras que a mediados de esta semana fue España quien comunicó que estaba investigando ocho casos sospechosos, que finalmente se han convertido en siete confirmados y 22 pendientes de estudio.

También la Agencia Sueca de Salud Pública ha alertado de un caso confirmado en la región de Estocolmo. Fuera de Europa, en las últimas horas ha trascendido que también en EE.UU. se ha detectado un caso  en el estado de Massachusetts. Se trata de un hombre que había viajado recientemente a Canadá.

Se trata de una infección muy rara, que en contadas ocasiones se había detectado en el continente europeo, casi siempre ligada a viajes al continente africano, donde se había contraído la infección. A continuación, lo que se sabe sobre esta enfermedad.

Sí, la viruela es una enfermedad que se considera erradicada desde hace 42 años. Fue una plaga que asoló a la humanidad durante varios milenios, diezmando a la población mundial en varias ocasiones. Se estima que tan solo en el siglo XX acabó con la vida de alrededor de 300 millones de personas.

A finales del siglo XVIII se creó la primera vacuna moderna contra la viruela, pero no fue hasta la década de los 60 del pasado siglo cuando se pusieron en marcha campañas masivas de vacunación. En 1977 se produjo el último caso de viruela contraída de manera natural y en 1980 la Organización Mundial de la Salud (OMS) certificó su erradicación mundial.

La viruela del mono es producida por otro virus, el ‘monkeypox’, si bien pertenece a la misma familia que el virus que causaba la viruela en humanos, el variola virus.

La viruela del mono o viruela del simio fue detectada  por primera vez en 1958 en simios utilizados para realizar pruebas de laboratorio. Las investigaciones posteriores encontraron que otros animales también portaban este virus, como conejos y principalmente roedores, como ardillas, ratas y ratones, a los que se considera el principal reservorio del virus.

Sin embargo, la infección de un humano por este virus no fue descrita hasta unos años después, en 1970, en la República Democrática del Congo, país en el que desde entonces se han producido la mayoría de los brotes registrados.

La viruela del simio es considerada una infección endémica de una parte del continente africano, en concreto de África occidental y central. Sin embargo, en los últimos tiempos la comunidad científica ha empezado a preocuparse por su propagación.

En la actualidad uno de los países que más casos registra anualmente es Nigeria, paradójicamente uno de los países más desarrollados y ricos del continente. Así, el país ha registrado en los últimos cinco años 558 casos de esta enfermedad, que han producido 8 muertes, según el último informe  del Centro para el Control de Enfermedades de Nigeria (NCDC).

Hasta principios de este mes no existía constancia de su propagación por Europa actualmente, hasta que Reino Unido dio la voz de alarma. El caso registrado el 7 de mayo corresponde a un paciente que había viajado a Nigeria.

Con anterioridad a los casos sucedidos estas últimas semanas, esta enfermedad solo se había documentado en cuatro países fuera de África: EE.UU., Reino Unido, Israel y Singapur. La última vez  fue en julio del año pasado en el condado estadounidense de Dallas, en un país que no registraba un caso desde 2003.

El contagio inicial de humanos se produce cuando entran en estrecho contacto con animales que tienen el virus en zonas selváticas o bien con su carne contaminada. Se estima que este contagio es inusual y limitado.