Rusia sufre derrota en zona ucraniana

Ejército ucraniano aseguró este viernes que ha logrado detener y provocar la retirada de las tropas rusas que trataban de cruzar el rió Donets. En redes sociales el ministerio de Defensa ucraniano y otras fuentes relacionadas con los voluntarios que luchan contra las tropas invasivas, el ejército de Rusia se ha visto atrapado tras cruzar el citado río y tuvo que dispersarse debido a los ataques de la artillería local.

Según estas fuentes, las tropas rusas, que trataban de cruzar el río Donets, al oeste de Severodonetsk en Donbas, han sufrido grandes pérdidas y de hecho en su retirada, tuvieron que abandonar parte de su equipo y soldados se vieron obligados a cruzar a nado para ponerse a salvo.

Los rusos llevan intentando cuatro días cruzar ese rio, según los ucranianos, y en sus intentos han perdido más de 70 unidades de equipo y dos batallones de infantería con ingenieros.

En cuanto a Járkov, según el New York Times el ejército ruso está retirando tropas de los alrededores de la ciudad, la segunda mayor urbe de Ucrania, sobre la que había intensificado sus bombardeos en los últimos días.

El rotativo, que cita fuentes oficiales ucranianas y de los aliados occidentales, asegura que los rusos han perdido terreno en esta región vecina al Donbás, donde están las autoproclamadas repúblicas de Donestk y Lugansk, ambas reconocidas por Moscú.

Las autoridades ucranianas creen que el Kremlin probablemente redirigirá las tropas ahora hacia el sureste, donde se dice que está reforzando sus fuerzas en Izium, una ciudad que capturó el mes pasado.

Según el último informe del Instituto para el Estudio de la Guerra (EU), la contraofensiva ucraniana en Járkov también está obligando a las unidades rusas que todavía están cerca de la ciudad a concentrar su bombardeo en las tropas ucranianas atacantes en lugar de continuar sus ataques a la ciudad misma.

Según este instituto “la contraofensiva ucraniana cerca de Járkov está comenzando a parecerse mucho a la contraofensiva que finalmente expulsó a las tropas rusas de Kiev y del oeste de Ucrania, aunque es demasiado pronto para saber si los rusos tomarán una decisión similar aquí”, en referencia a una posible retirada.