Congreso aprueba 8 de cada 10 iniciativas presidenciales

Las iniciativas presidenciales han gozado de un alto índice de aprobación, ya que ocho de cada 10 fueron avaladas por el Congreso de la Unión, destaca un estudio realizado por el Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado.

El informe, publicado este año, indica que el presidente actual ha sido más favorecido que sus tres antecesores por el Poder Legislativo ya que, con excepción de su reforma eléctrica, se le han autorizado casi todas sus iniciativas.

El actual mandatario, sin embargo, también es quien menos propuestas ha presentado al Congreso de la Unión: apenas 42 iniciativas en poco más de tres años de gobierno.

Vicente Fox ha sido el presidente de la era reciente que más iniciativas envió al Congreso, con 166, pero también al que más le rechazaron, con 16.87 por ciento de sus propuestas desechadas.

Felipe Calderón envió 132 iniciativas en todo su sexenio y le fueron rechazadas 19, es decir, 14.39 por ciento. Mientras que Enrique Peña Nieto presentó 124 propuestas y apenas fueron desechadas cuatro (3.23 por ciento). “Una tendencia observada en los últimos años es que los presidentes de la República envían cada vez menos iniciativas al Congreso. Una explicación para ello es que, en muchas ocasiones, el Poder Ejecutivo ha optado por encomendar la responsabilidad política de presentar iniciativas a los grupos parlamentarios del partido en el poder, ya sea para preservar capital político, o bien para favorecer a la construcción de consensos al interior del Congreso”

No todas las reformas emblemáticas aprobadas durante las cuatro administraciones han sido presentadas por el Ejecutivo Federal, aunque gocen del respaldo del presidente en turno.

Un ejemplo es la reforma electoral de 2007 durante la administración de Felipe Calderón; algunas reformas estructurales avaladas en el sexenio de Peña Nieto y otras aprobadas en la Cuatroté como la Ley Federal de Austeridad Republicana y la de Revocación de Mandato.