Spring breakers dejó de ser un turismo atractivo.

Hoy viernes inicio la temporada Spring Break, Cancún extraña a este segmento turístico que año con año llenaba hoteles y discotecas, levantaba la ocupación hotelera al 100 por ciento durante esta temporada y armaban la fiesta durante la primavera.

Cancún considerado la meca del spring break, recibía en los 90´s y el 2000 a unos 100 mil jóvenes estudiantes estadunidenses y canadienses que venían a vacacionar y a “reventarse”, porque aquí hacían lo que en su país no les permitían por ser menores de edad.

Entre el año 2000 y 2010 Cancún lideró este segmento recibía entre 80 y 100 mil estudiantes durante sus vacaciones de primavera y posteriormente recibía a los Summer Break, otro segmento de estudiantes un poco mayor de edad.

Ante el arribo masivo de estudiantes para esta temporada era difícil controlarlos, se alcoholizaban en las discotecas y destruían sus habitaciones hoteleras bajo los influjos del alcohol.

 

Incluso hoteleros y autoridades tuvieron que recurrir a establecer un código de conducta denominado “My home is your home”, en el que se les enumeraba las reglas de comportamiento a respetar durante su estadía en el destino.

El código de conducta les era entregado a su llegada en el aeropuerto de Cancún advirtiéndoles para no tener problemas con las autoridades y conocer costos que tienen que pagar si hacen destrozos en las habitaciones.

En el 2011, este segmento comenzó a decaer y en el 2012 ya venían solo 30 mil estudiantes al llamado Spring Break.

En 2012 se captaron 30 mil estudiantes de este segmento y en el 2013 se recuperó a 40 mil visitantes, para el 2014 aumentó a 45 mil.

Sin embargo para el año para 2019 antes del inicio de la pandemia solo vinieron a Cancún entre 20 y 25 mil estudiantes al Spring Break.

Tras la tregua provocada por la pandemia en 2020 y 2021, para esta temporada primaveral del 2022 solo se esperan de 10 a 15 mil jóvenes estadunidenses y canadienses, informó Darío Flora Ocampo director del Fideicomiso de Promoción Turística de Quintana Roo.

Lo que es un hecho reconoció, es que este segmento que ha dejado de llegar y que Cancún ha optado por un mercado familiar y un turismo de mayor poder adquisitivo.

Operadores de agencias de viajes señalaron que esta fracción turística viajaba antes con paquetes de siete noches y ahora lo hacen solo por cinco noches, se trata de un viajero de perfil bajo y de poco poder adquisitivo.

Se trata argumentaron de un segmento cada vez más minoritario para Cancún, porque dejó de representar un atractivo o rentabilidad, por ser paquetes económicos para un turismo masivo y de poca derrama económica.

Cancún fue el destino número uno del Spring Break por encima de Nassau, Puntas Cana y Bahamas.