Riesgos por descuido del Centro Histórico

Protección Civil del Ayuntamiento capitalino exhibió riesgos para peatones y automovilistas que acuden al Centro Histórico, y colocó cintas para advertir de los peligros; asimismo, urgió a las dependencias correspondientes a realizar las reparaciones correspondientes.

El llamado “Operativo de Evaluación de Riesgos y Mitigación en Centro Histórico”, anotó un serial de desperfectos desde baches, hoyancos, alcantarillas sin rejillas, cables sueltos o expuestos y otros.

Personal operativo de la citada dependencia se desplegó por el perímetro y a su paso supervisó todo lo que se considerara un riesgo; incluso, detectó exposición al peligro en plazas y jardines, principalmente registros con cables expuestos por falta de tapa. Otro riesgo muy frecuente es la presencia de “picos” de metal incrustados en el piso, por el retiro de tubos de señalética.

Aunque la inspección tuvo mucho que ver con el recorrido de la Procesión del Silencio y su indudable atracción turística, dejó ver la necesidad de una intervención integral del centro de la ciudad que, hasta el momento, no ha logrado la Unidad de Gestión del Centro Histórico.