Muere el buscador Guillermo Gutiérrez Riestra

 

 

Guillermo Gutiérrez Riestra, quien desde hace 11 años se convirtió en un buscador de personas desaparecidas en Tamaulipas tras el secuestro de su pequeña hija Raquel, murió el día de ayer en Ciudad Victoria.

El hombre quien dirigía el colectivo Amigos y Familiares de Desaparecidos en Tamaulipas, fue un activista que llegó hasta la ONU exponer la tragedia de los desaparecidos en la entidad.

Desde que su hija Raquel fue secuestrada por un grupo armado en Ciudad Victoria el primero de septiembre del 2011, Guillermo Gutiérrez se dedicó a buscarla y a enfocar sus esfuerzos para dar con la ubicación de miles de personas que se fueron sumando a su movimiento.

“Tu ausencia impuesta me devuelve a la realidad, ¿Qué padre puede soportar el secuestro de su hija no 2 años, sino un segundo? “, cuestionaba Guillermo en el poema “Te Busco”. “Llevo en mis espaldas cargando la cruz de no saber de ti, ven”.

El 20 de noviembre, en el Congreso de Tamaulipas se presentó una iniciativa propuesta por Gutiérrez Riestra, para que se entregaran becas y uniformes a los hijos de las personas que han desparecido.

Apenas este 8 de febrero encabezó una protesta en el Congreso del Estado y en el Ayuntamiento de Ciudad Victoria para exigir la reactivación de estas becas.

Entre las peticiones principales que el activista realizó se encuentra que Tamaulipas debe realizar campañas permanentes de recolección de ADN, ya que se hayan cuerpos pero no hay material genético para hacer las comparaciones que permitirían la identificación.

“En todos lados hay una fosa común. Nosotros insistimos que hay que empezar con los cuerpos que se tienen en la fosa común, son más de 8 mil y no lo han podido identificar”