Incendios dejarán daños irreversibles en Argentina

El presidente Alberto Fernández calificó como una “tragedia” los incendios que asolan la provincia argentina de Corrientes, al tiempo que defendió la ayuda brindada por el Ejecutivo nacional para combatir el fuego.

“Corrientes llama la atención de toda la Argentina, obviamente, acaba de vivir una tragedia, pero hemos puesto todas nuestras fuerzas para ayudar”, aseveró el mandatario durante un acto en la provincia de Buenos Aires.

Los incendios ya calcinaron unas 800 mil hectáreas (8 mil kilómetros cuadrados), provocando pérdidas millonarias y dañando flora y fauna protegida.

“La provincia está viviendo una catástrofe. Hay mucha pérdida de animales, el tema de la flora, la fauna. Encima ésta era nuestra fuente de trabajo”, dijo Luis Candia, un vecino que asistía a los bomberos.

 

Desde hace dos meses, bomberos, brigadistas, policías y voluntarios combaten el fuego, que se originó por una combinación de sequía y falta de precipitaciones provocadas por el fenómeno de La Niña.

El secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky, quien reconoció que estos fuegos están entre los más graves en la historia reciente del país, no sólo por la cantidad, “sino por la calidad de las hectáreas afectadas”.

Los incendios habían llegado la semana pasada al Parque Nacional Iberá, uno de los mayores humedales de agua dulce del mundo, donde vive una diversa vida silvestre que incluye especies en frágil estado de conservación.

Federovisky advirtió que existe el riesgo de que este humedal sufra “una afectación irreversible” en su ecosistema.

Imágenes mostraban grandes extensiones de campos quemados, animales huyendo del fuego o muertos y trabajadores exhaustos combatiendo las llamas.