Legisladores de EUA denunciaron malos salarios en la planta, Goodyear SLP

La agencia Reuters dio cuenta de la visita y crítica que hicieron un grupo de legisladores demócratas estadounidenses a Goodyear Tire & Company en San Luis Potosí, por negarles el acceso a su planta mexicana.

Los demócratas denunciaron las malas condiciones salariales en la planta, y manifestaron dudas sobre las reformas laborales mexicanas como clave para asegurar la aprobación del nuevo T-MEC entre Estados Unidos-México-Canadá.

Cuatro de los nueve demócratas de la Cámara de Representantes que están negociando con la administración de Donald Trump sobre el acuerdo de comercio expusieron sus preocupaciones en una carta que enviaron al Ejecutivo de Goodyear, Richard Kramer.

«Estamos… decepcionados que una compañía estadounidense icónica como es Goodyear… no está brindando a sus trabajadores en México derechos laborales básicos reconocidos internacionalmente y bajo la ley mexicana», expresó el representante Earl Blumenauer, presidente de la Subcomisión de comercio de la cámara y el Comité de medios y otros tres demócratas que firmaron la carta.

«Mientras nos dicen que la reforma laboral de México y un renovado NAFTA conducirá a un cambio positivo en México y en América, lo que vimos en Goodyear ilustra claramente la forma arraigada de hacer negocios en México, que se basa en explotar a una fuerza impotente,» dijeron.

La administración de Trump quiere que el Congreso apruebe el acuerdo comercial para sustituir el TLCAN, pero los demócratas han dicho que no procederán hasta que se cumpla su trabajo, el clima, aplicación y preocupaciones farmacéuticas.

 

Goodyear recibió la carta y respondió:

 

«Estamos fuertemente en desacuerdo con las declaraciones sobre nuestras condiciones de trabajo y prácticas laborales y pretender dar una respuesta completa a la carta en el plazo asignado,» afirmó la portavoz Melissa Mónaco.

Dijo que la necesidad de formar y certificar trabajadores y presionar para lograr la capacidad de producción a finales de año, significaban que era capaz de albergar sólo «limitado a visitas externas». Y había ofrecido  a la delegación de los legisladores demócratas para explorar una reunión fuera del sitio con ejecutivos pero no recibió respuesta.

Blumenauer condujo una visita a México del 18 al 22 de julio pasado, acompañado de los representantes Rosa De Lauro, Terri Sewell y Jimmy Gómez también participaron en el viaje y firman la carta que enviaron a la llantera.

Se reunieron con los trabajadores que fueron despedidos de la planta de Goodyear, pero no se les permitía visitar la planta. Pidieron a la empresa a responder dentro de dos semanas a los informes de «malas condiciones de trabajo, salarios insuficientes, terminación ilegal y discriminación».

La planta de San Luis Potosí de Goodyear abrió en 2017, con salarios que van desde dos a seis dólares por hora, mientras que la mayoría de los trabajadores de Goodyear estadounidenses recibe una tarifa base de 23 dólares por hora, manifestaron los legisladores.

Calificaron como una huelga salvaje en la planta mexicana en abril de 2018, en la que participaron 600 de los 800 trabajadores, demandando una mejora en sus condiciones laborales; 57 de los obreros que participaron en ese movimiento, fueron despedidos más adelante de forma sistemática.