Como si nada siguen vendiendo teléfonos celulares en tianguis de la CDMX

En tianguis y plazas de Ciudad de México, la venta de celulares, presuntamente robados, sigue a pesar de la prohibición de las autoridades.

En Tepito, los puestos se cuentan por docenas: uno tras otro ofrecen dispositivos usados, sin factura y con nuevo código IMEI.

Un teléfono que cuesta alrededor de 25 mil pesos en una tienda establecida, en el Barrio Bravo se consigue en 2 mil 500.
Yo te lo entrego bien, sin cuenta, con el IMEI cambiado, es un Iphone X de 256 ‘gigas’, te lo pongo en $2,500″. Comerciante

Pero no es el único lugar donde se siguen traficando teléfonos de dudosa procedencia. En los puestos ubicados en la esquina de Arcos de Belén y López, a la salida del metro Salto del Agua, se puede comprar o vender aparatos sin presentar factura.

Están liberados, no traen cuenta y todo se te va con garantía de tres meses. Si quieres hacer un cambio, los aceptamos. (Si) más adelante lo quieres cambiar, me lo traes y te lo cambio por otro, sin problema”. Comerciante

En Eje Central, afuera de Plaza Meave, los comerciantes ofrecen desbloquear cuentas de la nube por 400 pesos.

Es que muchos te cobran la mano (de obra) y te ponen un parche, un parche es un programa demostrativo; vas a poder abrir tu cuenta, pero te lo detecta Apple, que es la compañía y te lo tira”. Comerciante

Ante el reforzamiento policial, algunos comerciantes decidieron cambiar de giro. Ofertan celulares “nuevos”, aunque en realidad se trata de clones. En sus vitrinas, ofrecen equipos con logos de la marca Iphone, pero equipados con sistema operativo Android.

El pasado 9 de julio, el Gobierno de la Ciudad de México prohibió la venta de celulares en tianguis y plazas, y envió una iniciativa al congreso local para que esta actividad sea considerada delito grave.

Además, las autoridades presentaron la estrategia “Bloquea tu cel” para exhortar al usuario a conocer su código IMEI y, en caso de robo, reportar el ilícito a fin de que el número sea cancelado y el aparato telefónico quede inservible.