Para salvar a acereros de EUA, daña Trump a empresas mexicanas

Tras la amenaza de nuevos aranceles del gobierno de los Estados Unidos al acero mexicano, Héctor D´Argance, presidente del Parque Fundidores de SLP, precisó que este nuevo impuesto será únicamente para el acero estructural, no un impuesto generalizado, como el que se aplicó hace algunos meses a todo al acero y al aluminio.

Sin embargo, afirmó que aunque la investigación que se culminará en algunos meses se reviste como “técnica”, en realidad es una decisión política, donde el gobierno de EUA cree lo que le dicen sus empresarios, porque en México no existe ningún subsidio a las empresas acereras, como aseguran ellos.

En entrevista el líder acerero precisó que San Luis Potosí no es un productor de acero estructural, que sólo produce varilla, por lo que este nuevo arancel no afectará a la entidad, pero si directamente a seis empresas que producen acero estructural en el país.

En este sentido, lamentó que pese a las negociaciones que se han mantenido con el gobierno de Donald Trump, se está dañando a la industria acerera mexicana frente a la norteamericana, y recaló que al parecer lo que se pretende es rescatar a los acereros de EUA que están en “estado de extinción”.

Recordó que al respecto se debe de estar atendiendo desde la Secretaría de Economía el problema para cuidar los empleos del sector en México.

 “Él (Trump) está haciendo algo por su país… ¿que estamos haciendo para proteger a nuestros trabajadores? Nos estamos poniendo de a pechito”.

Aseveró que estos impuestos representan un juicio sobre una investigación que no está concluida, y que en realidad es un tema que no procede, porque en México no hay subsidios para ninguna empresa siderúrgica.

“El gobierno de los Estados Unidos actúa creyéndole a sus empresarios… pero ésta situación llevará meses, dañando gravemente no sólo a la industria, sino a los empleos de las familias mexicanas que dependen de ello”.