Policías realizan llamado de auxilio

Los policías federales en paro en el Centro de Mando de Iztapalapa que exigen ser indemnizados por el gobierno federal lanzaron un llamado de “auxilio y apoyo” a diputados, senadores, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que intervengan en el conflicto que ya cumplió cuatro días.

 

Anoche, los elementos se quedaron esperando que sus mandos les presentaran los tabuladores salariales, lo cual se aplazó al lunes, así como la instalación de módulos de información.

 

“No hemos recibido respuesta alguna, pero nosotros seguimos abiertos al diálogo. Aquí vamos a permanecer hasta el día lunes, que fue cuando nos dieron fecha para abrir una nueva negociación”, advirtió uno de los representantes de los uniformados.

 

Ante la falta de avances en la negociación, los agentes inconformes insistieron en la indemnización y rechazaron su incorporación a otras dependencias, porque, afirman, estarán contratados en lo que se vence el plazo de 18 meses para que desaparezca la Policía Federal.

 

“Ya no me interesa la propuesta de que nos van a dar trabajo, seamos coherentes, la Policía Federal se terminó y aquí nada más hay quien va a aceptar las propuestas que nos están dando y quien acepte irse indemnizado”, expuso un elemento.

 

Los más de 500 elementos de las divisiones de Fuerzas Federales y Gendarmería, reunidos en la explanada del Centro de Mando, solicitaron al secretario de Seguridad y Protección Ciudadana Alfonso Durazo, iniciar el procedimiento de indemnización, pues se “sienten humillados” con las acusaciones del presidente contra la corporación, a la cual calificó como “podrida”.

 

“El único punto que deseamos tratar es que nos queremos ir ya, indemnizados, pero ya me quiero ir”, indicó un elemento, lo que provocó que sus compañeros exclamaran: “¡Indemnización, indemnización!”. Sin embargo, los mandos de la SSPC que participan en la mesa de negociación notificaron a los representantes de los agentes que no los pueden indemnizar, toda vez que no serán despedidos, sino reubicados.