Horacio Sánchez contra Gallardo

Lic. Jalil Chalita Zarur:

Se sabe que el candidato de MORENA al gobierno del Estado de San Luis Potosí para el proceso electoral de 2021 lo definirán Andrés Manuel López Obrador y el canciller Marcelo Ebrard; esto a petición del mismo Marcelo Ebrard.

Y esto es debido al interés que tiene Horacio Sánchez Unzueta en quien será el candidato de MORENA. En este momento Horacio Sánchez sabe cuál es la situación política y estructural del PRI y del PAN, por lo que también Horacio Sánchez le apuesta al partido de López Obrador.

Horacio Sánchez Unzueta tiene una gran cercanía con Marcelo Ebrad desde hace más de 30 años cuando Marcelo trabajo para Manuel Camacho Solís en el Distrito Federal; tanto Horacio como Enrique Márquez, siguieron cultivando durante décadas esa amistad; y hoy Horacio tiene la confianza para solicitarle el  respaldo del presidente para definir al candidato de MORENA.

Horacio Sánchez tiene como carta fuerte a su sobrino político Xavier Nava Palacios entre otros dos o tres personajes de la política potosina. Definitivamente para Horacio lo más importante es cerrarle el camino a las aspiraciones políticas de Ricardo Gallardo Cardona y a su padre.

Por su parte en  una clara muestra de su ambición e inexperiencia política Ricardo Gallardo Cardona se aventó un salto al vacío buscando la candidatura al gobierno del Estado potosino, desde luego buscando arrasar en las elecciones constitucionales de 2021.

Tuvo la capacidad de cometer una grave inmoralidad primero al buscar ser el representante de los diputados del PRD en el Congreso de la unión, para enseguida reunir un grupo de nueve diputados federales del PRD traidores y abandonar a este partido que los respaldo para llegar al Congreso de la unión.

De inmediato buscaron incorporarse a la bancada de MORENA en el Congreso de la unión, pero fueron rechazados por el prestigio que llevaban consigo.

En una clara muestra de inestabilidad y ambición desmedida y sin saber mover las piezas del ajedrez político de México Gallardo organizó un evento en donde anunció que fundaría un partido político nacional, además dijo públicamente que ya tenía seguidores en todos los estados de la República; todo esto está consignado periodísticamente.

A las pocas semanas después de asumirse como líder de lo que él llamó “la bancada de diputados sin partido”, se sabe que negoció con el presidente del PVEM a nivel nacional y le compró la concesión de este partido en el Estado de San Luis Potosí; trascendió que pagó 70 millones de pesos por la franquicia estatal.

Hoy está ofreciendo a MORENA el respaldo del PVEM en el Congreso de San Luis Potosí, pero hasta ahora los dirigentes estatales tajantemente lo han rechazado y es de pronóstico reservado la próxima jugada política que haga este ambicioso personaje.