Congresista favorito de Trump, acusado de malversación

La esposa de uno de los congresistas favoritos del presidente Donald Trump aceptó ayer, ante una corte, que usaron en productos y servicios personales más de 250 mil dólares destinados a fines electorales

La esposa de uno de los congresistas favoritos del presidente Donald Trump aceptó ayer, ante una corte, que usaron en productos y servicios personales más de 250 mil dólares destinados a fines electorales.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) descubrió el año pasado que el congresista Duncan Hunter, el único republicano en el condado de San Diego, había usado el dinero, junto con su esposa, en fiestas, ropa de lujo y deportiva, viajes turísticos para toda su familia, con todo y sus mascotas, así como en costosos trabajos odontológicos.

Meses después de la acusación, Hunter inició su campaña por la reelección. Hunter fue en febrero de 2016 el primer congresista en apoyar abiertamente la candidatura de Donald Trump a la Presidencia, y el año pasado el mandatario comentó que los cargos contra Hunter buscaban desprestigiarlo.

Ayer, Margaret Hunter cambió, mediante abogados, su declaración inicial de inocencia por la de culpable e implica en diversos cargos al congresista Hunter como coautor. Podría enfrentar cinco años en prisión.

No tengo todos los detalles del caso de Margaret, pero es obvio que el Departamento de Justicia me persiguió por razones políticas”, afirmó Duncan Hunter.