Usa recursos públicos para intimidar a la oposición

Xavier Nava utiliza recursos públicos para llevar a las sesiones de Cabildo a personas de dudosa reputación para tratar de distraer la atención sobre los graves problemas que aquejan a la población por la falta de obras y la creciente deficiencia de los servicios públicos, aseguró el dirigente municipal del PRD, Ernesto Barajas Ábrego.

Precisó que en la sesión de Cabildo realizada ayer “fue bochornoso ver a un grupo de personas que acudieron para expresarle al alcalde un respaldo artificioso con porras pagadas, pero también para atacar con expresiones ofensivas a los regidores de la oposición verdadera”.

No está de más señalar que el reconocimiento a cualquier autoridad se gana con trabajo honesto y resultados tangibles a favor de la ciudadanía, no acarreando a gente que solo es llevada con la consigna de injuriar a los que disienten por derecho y con sustento, agregó.

Barajas Ábrego alertó que “con este tipo de acciones de llevar porras pagadas y proclives a la violencia, se está abriendo una puerta muy peligrosa que puede llevarnos a la confrontación estéril, porque pareciera que lo que está buscando el alcalde Nava es alentar para que cualquier persona manipulada por intereses mezquinos se presente al Cabildo a alterar el orden; él ya dio el primer paso en ese sentido”.

Calificó “de preocupante que el alcalde Nava pierda la brújula, la dimensión de lo que representa la oposición en el Cabildo, vivimos en un país democrático, la diferencia de opiniones no debe dar motivo a la coerción o a la amenaza, esos tiempos ya quedaron atrás; y en lugar de propiciar la discusión de los temas municipales que le importan a la ciudadanía, está intentando inhibir la libre discusión de las ideas de los que no coinciden con sus posturas, por lo que podemos afirmar que el navismo ha sufrido una mutación muy decadente”.

En lo ocurrido ayer en el Palacio Municipal “se asomó un rasgo autoritario de quien se dice heredero por el apellido de una larga lucha democrática en San Luis Potosí, ¿cómo es posible que un gobierno que presentó un decálogo de ética y todos los días hable de honestidad y de combate a la corrupción, recurra a personas mercenarias con la única intención de tratar de intimidar a quienes con todo derecho discrepan de la manera en que está gobernando la ciudad; eso lo hacía el viejo régimen priista, ya estamos en el siglo XXI”.

Por fortuna, dijo, la ciudadanía potosina es inteligente y se da cuenta cuando un servidor público pervierte su responsabilidad al darse cuenta que no está cumpliendo sus compromisos de campaña, y está ávido de apoyo y aplausos aunque sean financiados con los impuestos de los contribuyentes.